¿Qué futuro tienen los audio libros en España?

La pregunta que me he propuesto responder hoy no es nada fácil. Muchos expertos del sector editorial se ponen las manos en la cabeza al hablar del tema y sus posibilidades en España. “¡Aún no ha terminado de despegar el libro electrónico en España y ya estamos hablando de audio libros!, ¡En España no hay clientes para eso!”. En realidad yo no estoy muy de acuerdo con este tipo de afirmaciones. Si es cierto que en España siempre vamos un poco por detrás de otros países europeos, por ejemplo los que nos movemos un poco por el norte de Europa habitualmente (Alemania, Austria, Suecia etc.) estamos más que acostumbrados a ver decenas de personas con un Kindle en el metro, en el parque etc. Allí hace varios años también era totalmente impensable. En España es menos habitual, pero este verano por ejemplo ya se veían algunos por las zonas costeras de nuestra tierra. En Europa del norte ahora el audio libro está creciendo a un paso exponencial y será algo que igualmente tarde o temprano llegue a España. El estar un poco más retrasados en este sentido, yo  más bien lo veo como una ventaja para los editores y distribuidores y no una desventaja. Cuando un mercado está totalmente saturado siempre es difícil entrar en él, sin embargo los que consigan situarse desde el principio, serán los que se lleven el pastel cuando el mercado esté en todo lo alto. Para nosotros los autores independientes también se abre un inmenso abanico de oportunidades, si bien es cierto que nos complicará aún más la vida, ya que habrá que buscar de nuevo colaboradores que se encarguen de editar la versión en audio de nuestros libros, su presencia en plataformas como por ejemplo Spotify (Si, lo que oís Spotify también distribuirá audio libros) nos proporcionará una tremenda visibilidad. Si una persona ya paga por una tarifa mensual, no se lo pensará tanto a la hora de escuchar un trozo de vuestro libro mientras va en el coche hacia el trabajo. El audio libro tiene la ventaja de esa movilidad cuando estamos en un ambiente en el que tenemos que estar concentrados. Un oyente satisfecho con nuestro libro, es un futuro posible lector y una fuente inagotable de recomendaciones, si al final está satisfecho con nuestra obra.

Prácticamente hablando está todavía el tema muy complicado para nosotros los autores menos conocidos. Amazon por ejemplo ha puesto hace poco una plataforma para editar audio libros similar a su plataforma CreateSpace (Libros impresos), pero en este caso para el mercado de audio (ACX), aunque de momento sólo útil en Estados Unidos. Entrar a distribuir en plataformas como Spotify es de momento prácticamente imposible sin un grupo editorial potente. Yo sigo investigando, ya que el tema como os digo me interesa. En el futuro os informaré si consigo un par de contactos y herramientas en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*